Por Pedro Matías, 29 Mayo, 2019. Juchitán, Oax. (apro- extracto).-

 

En medio de una andanada de consultas falsas, alejadas de las sedes principales de los pueblos y manipuladas con acarreados, se ha dado “legitimidad” a la creación de una empresa eólica, incluia en el mega-depredador plan del canal seco transístmico en Tehuantepec. Los efectos sociales, ecológicos y económicos quieren ser ocultados. Publicamos lo que hacen los periodistas para desnudar a los funcionarios de la 4T. Ya cecen las esistencias. El Zen.

 

La euforia del gobernador Alejandro Murat se transformó en enojo cuando la prensa le lanzó preguntas para las que no tenía respuesta. Sus aires de triunfo se convirtieron en remolinos de ignorancia.

 

¿Cuánto pagó en impuestos la empresa japonesa Mitsubishi y en que se invirtió el dinero?, fue la pregunta que irritó al mandatario y que desató la rabia de su equipo: “¿Por qué le preguntas eso al gobernador? Él no sabe de eso, pregúntalo a otros”.

 

Las inversiones son muy importantes, pero ¿cuánto es lo que dejan en impuestos las empresas eólicas?, se le insistió.

 

Y más de tres veces el gobernador ignoró al reportero, mientras se ufanaba: “Aquí es un estado donde hay condiciones de inversión, aquí hay una inversión de 1.2 millones de dólares, es la más grande que hay en Latinoamérica de este tipo. Y que orgullo que sea aquí en nuestra tierra, en el istmo, en El Espinal y Juchitán”.

 

¿Y eso en cuánto se traduce en impuestos?

 

Fue tal la insistencia, que al final soltó: “Pues el impuesto que paga cualquier empresa del país. Habría que checar el dato porque hay muchos impuestos, pero con mucho gusto les paso el dato”.

 

¿Cómo no va a saber usted si es el gobernador?

 

Balbuceó: “El que cobra impuestos es el SAT (Servicio de Administración Tributaria)”.

 

Otro reportero preguntó: ¿A partir de cuándo se van a ver reflejados los beneficios? La respuesta: “Se ven desde el primer día”.

 

Las inversiones son muy importantes, pero ¿cuánto es lo que dejan las empresas eólicas en impuestos al país? La misma pregunta a la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle.

 

Su respuesta fue contundente: “A ver. En este gobierno no hay condonación de impuestos para nadie, todos estamos pagando nuestros impuestos como corresponde. Las empresas están haciendo lo propio y los contribuyentes también”.

 

Pueden llegar miles de millones de dólares, pero si no benefician a las comunidades, ¿de qué sirven? –se le insistió.

 

En este gobierno ya empezamos con esto, cero condonación de impuestos, y en las comunidades ustedes lo están viendo. A lo mejor no alcanzan ustedes a percibirlo, pero donde no hay este tipo de inversiones no se derrama lo que ustedes tienen aquí. Por el momento no hay esta derrama”.

 

Nahle agregó: “Hoy vemos que estas inversiones generan un beneficio social porque hubo diálogo, acuerdo, y el presidente Andrés Manuel López Obrador (dice) hay que hablar entre el pueblo y las empresas, entre el pueblo y el gobierno, y lo vamos a hacer”.

 

Se le dijo a la funcionaria federal que con la llegada de los parques eólicos ha habido derramamiento de sangre, asesinatos o atentados contra líderes opositores, pero esa pregunta ya no tuvo respuesta.

 

A las 11 horas del martes 28 inició la inauguración del parque de la “Energía Eólica del Sur”, considerado el más grande de Latinoamérica, con 132 aerogeneradores con capacidad para generar 396 Mega Watts cada uno, además cuenta con dos subestaciones y 77 torres. La inversión de la empresa japonesa Mitsubishi ascendió a mil 200 millones de dólares. Asistieron apenas 200 personas, entre ellas 40 estudiantes del Cecyte acarreados, 17 trabajadores de la empresa eólica, unas cuantas autoridades municipales, tres o cuatro representantes de Mitsubishi, y el resto empleados.

 

 

Desde hace un mes he ido a juntas de ejidatarios, a las cuale pues no me permiten entrar. Al terminar la reunión más reciente, los ejidatarios salieron muy enojados diciéndole sus verdades al grupo de ejidatarios que negocian con el presidente mnicipal y se han robado sus tierras.

 

Ahí me encontré a mi abuelito, me acerque a él y le dije abuelito no venda su tierra. Abuelito me dijo “qué haces aquí esta es reunión de ejidatarios es de hombres no de mujeres, vete para la casa.” Cuando dijo eso me dolió, entonces me hice a un lado y hace 15 días me entero que por la mañana llegan unos hombres altos vestidos de negro, con carros negros. Y ahora me entero que mi abuelito vende sus tierras.

 

Precisamente el sábado fui a ver a Huehuetoca y al pasar por el terreno, vi que la tierra aún está intacta, pero la del otro ejidatario ya hay máquinas trabajando, se dice que harán una gasera. Al ver eso me dio mucha nostalgia ya que me hizo recordar cuando mi abuelita me decía: “vamos a dejar comida a los peones” y había veces que llegábamos en combi o con el burro.

 

Se dice que donde se está trabajando la máquina van a poner una gasera, ya que en nuestras tierras pasan los tubos del Gas LP, Gas de carro, hay mantos acuíferos, y si rascas encuentras figuras arqueológicas.

 

Ya están llegando los inversionistas, quieren comprar los terrenos que están cerca de las vías del tren ya que las quieren para el aeropuerto de Santa Lucía.

 

Ahora del lado izquierdo en donde pasa la autopista; hay ejidatarios quienes aseguran que llegaron los de gobernación a comprar tierras por un menor precio y que no sólo eso: “si no quieren vender van agarrar los terrenos”, amenazaron, ya que se va a recorrer la caseta de Tepotzotlán.

 

Solo es un comentario que quería compartir ya que hay veces vas a comprar a la tienda y escuchas muchos rumores.

 

Saludos.

 

G. distribuidora de El Zenzontle