Imprimir

 

(…)

Compañer@s, Maestr@s debemos ocupar el lugar que históricamente nos corresponde, sobre todo, cuando hay que enfrentar la pandemia. Nuestr@s estudiantes, así como nuestras comunidades lo necesitan. En esta etapa de confinamiento, debemos generar propuestas y proponer actividades que representen un sostén en la situación en la que se encuentran, dar mayor importancia al aprendizaje crítico y a la reflexión colectiva que les permita comprender y enfrentar el momento actual (y futuro) en que viven, recuperando el papel que tienen las familias y las comunidades como educadoras, formadoras e inculcadoras de principios, hábitos, y valores, siempre tomando en cuenta que la casa no es la escuela y ésta no puede trasladarse a domicilio, ya que no cuenta con las características ni las condiciones para tal propósito y l@s familiares tienen responsabilidades que no les permite tiempo para la atención que los estudiantes requieren.

Las empresas sólo ven sus intereses mezquinos de ganancias y no acatan las medidas de salud, y ponen en riesgo la vida de sus emplead@s y de miles de personas. Nosotros debemos reencontrarnos con nuestr@s estudiantes para ayudar a mitigar esta etapa que estamos atravesando. La defensa de la vida y la naturaleza, debe ser uno de los principales aprendizajes. Somos vulnerables porque una minoría multimillonaria que desprecia la vida, ha destrozado los sistemas sociales que garantizan la vida de las poblaciones y ha depredado la naturaleza. Otro aprendizaje debe ser el organizarnos y luchar contra esa minoría, sus medios de comunicación que orientan al consumo desmesurado de productos dañinos, sus partidos y políticos que se corrompen y derrochan el dinero del pueblo. Otro aprendizaje más, es la solidaridad que hemos demostrado los oprimidos y explotados, podemos compartir lo que tenemos, aunque sea poco.

En estos momentos debemos impulsar la solidaridad de clase y el apoyo entre los sectores más afectados; fortalecer la respuesta desde nuestras comunidades, sumarnos e impulsar la protesta que seguramente será mundial, como lo es esta pandemia. Entonces, de ese tamaño tiene que ser nuestra tarea. Si esta “nueva guerra” es de clase, de género, racializada y generacional y es contra la humanidad, respondamos colectivamente. Todos juntos podremos y debemos transformar este mundo antes que esa minoría multimillonaria aniquile o someta a la humanidad a nuevas y más brutales formas de explotación y control.

La educación, la economía, la ciencia (incluidas las ciencias sociales), la tecnología, el arte, (fundamental para sanar heridas y construir un mundo diferente) la salud y el trabajo, deben estar al servicio de los pueblos. Todos debemos impedir más destrucción de la naturaleza. Debemos luchar para que ya no haya hambre, miseria, y desprecio por la vida. Hoy nos toca, junto con médic@s, enfermeras y todos l@s trabajador@s de la salud, estar en la primera línea de la lucha. La dignidad de l@s maestr@s pondrá de pie, una vez más, la escuela pública, acompañados de nuestras comunidades.

Debemos asimilar esta experiencia y organizarnos para que podamos transformar la situación política y social y construir un mundo nuevo, en donde no exista la explotación del hombre por el hombre, ni la devastación de los recursos naturales en aras de la ganancia y un supuesto “bienestar” que, en la sociedad actual ha sido sólo para unos cuantos burgueses multimillonarios, mientras que la mayoría de la población ha sido sumida en la pobreza. (..) Por eso, luchemos por las siguientes demandas:

(...)Se debe terminar con, la explotación, el desempleo, el subempleo, la pobreza y la marginación.

 

Por la reducción de la jornada laboral.

Rechazo al salario solidario propuesto por la Coparmex. Que los empresarios paguen el salario completo a l@s trabajad@res.

Aumento salarial a todos los trabajador@s.

Derecho a la salud integral para todo el pueblo.

Mayor presupuesto a Salud.

Garantizar la alimentación para tod@s.

Mayor presupuesto a la Educación.

Reducción permanente del salario a los altos funcionarios.

Régimen fiscal progresivo: quién gana más que pague más.

Pago de impuestos que deben los grandes empresarios, y prisión a quien no pague.

No al pago de las deudas: interna y externa.

No más endeudamiento del gobierno.

No a un nuevo FOBAPROA.

No al uso de los recursos del pueblo para rescatar a los banqueros y empresarios.

Castigo a los empresarios que obligaron a trabajar a sus empleados y estos enfermaron o murieron, indemnización por daños a las familias de los fallecidos.

Que se destinen en su totalidad las cuotas sindicales del SNTE para enfrentar la pandemia.

Medidas de seguridad adecuadas y dignas para los trabajadores en sus centros de trabajo.

 

¡Por una educación comunitaria integral orientada a una formación en todas las áreas del conocimiento y al servicio de toda la población!

¡No a la elitización de la educación!

¡En defensa del empleo y el salario!

¡Vivan los trabajadores de la Salud!

¡Vivan los Trabajadores de la Educación!

¡El Pueblo Unido, Jamás será Vencido! ¡Venceremos!

 

MAYO DE 2020

 

 

 

* Texto completo en www.elzenzontle.org

Categoría: La Unidad en La Lucha
Visto: 67