Imprimir

El Dr. Bertoldo Martínez ha fallecido, gran luchador social nacido en Cruz Grande, Guerrero,  fue varias veces preso por luchar en defensa de los derechos de los pobres, constructor del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero. Ni la cárcel, ni la tortura ni las enfermedades lo hicieron decaer, peleando junto con su pueblo contra las injusticias y por el poder del pueblo.
Bertoldo, estás vivo... ¡Hasta la victoria... siempre!

El dirigente del FODEG falleció en Acapulco a los 65 años, víctima de padecimientos renales y cáncer. Fue homenajeado ayer y trasladado a su natal Cruz Grande, donde hoy será sepultado
Jacob Morales Antonio
Mayo 07, 2016

Familiares y amigos junto al féretro del luchador social Bertoldo Martínez Cruz, homenajeado en las instalaciones del ex Ineban en Acapulco *Foto: Carlos Alberto Carbajal
El dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG), Bertoldo Martínez Cruz, murió la madrugada del viernes en el hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), víctima de problemas renales y cáncer.
El dirigente de 65 años, fue homenajeado por unos 300 maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero, en las instalaciones de la Delegación de Servicios Educativos Acapulco-Coyuca de Benítez, donde fue recordado por los maestros y amigos como una persona que luchó por los derechos humanos y siempre llamó a las organizaciones sociales a la unidad.
Martínez Cruz falleció a las 3:30 de la madrugada en el hospital del ISSSTE de Acapulco, donde desde hace casi un mes se encontraba internado por complicaciones renales.
En declaraciones, el integrante del FODEG, Hoguer Morales Miranda, reveló que el doctor de profesión padecía cáncer en los intestinos, enfermedad que se extendió en su cuerpo sin que lo supieran los médicos y los familiares hasta en los últimos estudios.
El dirigente será enterrado hoy en Cruz Grande, su ciudad natal.
A las diez de la mañana de ayer el cuerpo de Martínez Cruz llegó a las instalaciones de la Delegación de los Servicios Educativos, donde fue homenajeado por los maestros, quienes recordaron y reconocieron el apoyo del dirigente que a pesar de que no era maestro estuvo presente en las marchas por la defensa de la educación gratuita y en contra de la reforma educativa.
En el lugar estuvo la esposa del dirigente, Florentina Rosario Morales, quien dijo en breves declaraciones que su esposo era un hombre muy humanitario, “con sus hijos siempre fueron grandes amigos, fue un gran padre y esposo. Al principio se nos hizo muy difícil la separación (cuando inició la defensa de los derechos humanos), irte para allá, dejar a los hijos para dar prioridad a otras situaciones, pero fuimos muy respetuoso de las decisiones”.
El ataúd de madera fue colocado en la parte frontal de la cancha de básquetbol del inmueble, y cuatro arreglos de flores fueron colocados alrededor, dos ramos de flores arriba del féretro que permaneció abierto, y allí también fueron colocados una gorra verde olivo con una estrella roja al frente, y un pañuelo rojo.
Familiares, maestros, integrantes del Fodeg, amigos y compañeros de lucha permanecieron en la guardia de honor por lapsos de cinco minutos desde las 10 de la mañana hasta las 12 del día, cuando el cuerpo salió de las instalaciones para dirigirse a Cruz Grande, en la Costa Chica del estado.
Una manta con una frase del poeta Jaime Sabines fue colocada en la cabecera del féretro. Decía “Te enterramos, te lloramos, te morimos, te estás bien muerto y bien jodido y yermo, mientras pensamos en lo que no hicimos”.
Luchó por los más desprotegidos
El presidente del Consejo Estatal del PRD, Higinio Torres Lucena, amigo de Martínez Cruz, a nombre de la familia recordó que conoció al defensor social en 1990 poco después de la represión del 6 de marzo, cuando el ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu reprimió a los pobladores de municipios donde el PRD había ganado algunas alcaldías.
Recordó que en memoria de los muertos de Cruz Grande y desaparecidos de Ometepec, se conformó el Movimiento 6 de Marzo de 1990, “nos tocó dar una lucha por los más desprotegido de este estado”.
Dijo que Martínez Cruz se encontró con la pobreza de los municipios de Tlacoachistlahuaca, Xochistlahuaca y la montaña de Guerrero.
Indicó que el dirigente luchó en defensa de la justicia de los caídos el 28 de junio de 1995 en la matanza de Aguas Blancas, y se enfrentó al gobierno de Rubén Figueroa Alcocer.  También exigió al gobierno el fertilizante para los campesinos, porque en aquellos años el producto era vendido sólo a los priistas.
“Nos costó persecución, represión y cárcel, Bertoldo fue encarcelado en 1996 por el gobierno (interino) de Ángel Aguirre Rivero. En su gobierno provisional se dedicó a reprimir movimientos sociales y a encarcelar a dirigentes”, recordó.
Una vez fuera de la cárcel, el dirigente salió más decidido a la lucha, y cuando el gobierno asesinó al comandante del ERPI (Ejército Revolucionario de los Pueblos Insurgentes), Omar Solís Guerrero, Martínez Cruz, Arturo Hernández Cardona, Nicolás Chávez Adame y Francisco Molina exigieron la entrega del cuerpo del comandante Ramiro para que fuera sepultado y no enviado a una fosa común.
Torres Lucena dijo que Martínez Cruz nunca se enriqueció de la lucha social y siempre trabajó por transformar al país, donde existe aún una pobreza que lacera.
Indicó que Martínez Cruz siempre estuvo en contra de las reformas estructurales, “la voz de Bertoldo se alzó en contra de esa política entreguista”.
Rememoró la oposición que mantuvo el dirigente como militante del PRD, a la candidatura a gobernador de Zeferino Torreblanca Galindo, quien lo persiguió en su gobierno, porque “Zeferino era un enemigo de clase social, que representaba los intereses más oscuros de la burguesía local”.
Además de que fue el primero en denunciar a José Luis Abarca por el asesinato de Arturo Hernández Cardona.
Dijo que Martínez Cruz, pese a su enfermedad, nunca se quejó, “nunca dijo compañeros yo ya estoy enfermo, yo ya no voy a hacer nada, fue todo lo contrario, se dedicó a formar jóvenes que son el futuro de la lucha social”.
Defensor por convicción
El integrante del Colectivo Contra la Tortura, Raymundo Díaz Taboada, destacó que no rendirse era la cualidad principal de Martínez Cruz.
Dijo que en la estadía del dirigente en la cárcel de Acapulco organizó a los presos y les explicó sus derechos, y eso permitió que no fuera asesinado dentro de prisión por el gobierno, porque se ganó el afecto de los demás reclusos.
Destacó que el dirigente del FODEG impulsó leyes de amnistía para los presos políticos, que no fueron concretados por el gobierno.
Estando en cama en 2014, Martínez Cruz se levantó a marchar por los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, pues “Bertoldo no miraba su salud”.
Díaz Taboada sostuvo que “el ejemplo no es llenar su liderazgo, lo que toca hacer es seguir su lucha”.
El médico jubilado Nemesio Soberanis rememoró que conoció al dirigente en 1990 cuando él y un grupo de trabajadores tomaron las oficinas del Sindicato del Instituto Mexicano del Seguro Social por la cancelación de derechos.
Martínez Cruz llegó a la protesta sin que ninguno de los trabajadores lo conociera, y manifestó su apoyo al movimiento, dijo el médico jubilado. “Nos dijo vengo a apoyarlos”, y después impulsó la conformación de cursos comunitarios que hasta hoy existen. El médico de voz pausada, dijo que su amigo era un soñador y cultivador del arte popular.
El joven Cuauhtémoc Contreras, de la organización Lucio Vive, expresó que él “nunca decía que no, siempre iba a los eventos”.
Dijo que la muerte del líder social fue a consecuencia de la tortura que sufrió en su encarcelamiento y su activismo, porque había días en que el dirigente se malpasaba pero “siempre (estaba) firme”.
El representante de la CETEG de la Costa Grande, Salvador Rosas Zúñiga, agradeció el apoyo de Martínez Cruz al magisterio guerrerense, y dijo que en la última comisión donde el dirigente participó le dijo que “a mí el doctor me dio dos caminos, y elegí uno; me dio el camino de vivir hasta cinco años sentado en una cama de un hospital en la serenidad de mi familia, o me dio una esperanza de salir de ahí y estar en la calle y que ese tiempo se acortara, y la respuesta la conocemos todos, porque yo dije en cinco años me voy a ir sin haber hecho nada más y en el poco tiempo que pueda estar con ustedes estoy seguro de que pueda conducir a muchos más”.
Al término del homenaje los asistentes le dieron un minuto de aplausos y fue entonado el himno “Venceremos”; a la salida del féretro se escuchó “Bertoldo vive, la lucha sigue”.
Muere líder social Bertoldo Martínez Cruz
A sus 60 años, el dirigente del Fodeg impulsaba la búsqueda de los normalistas de Ayotzinapa

Homenaje en la subcoordinación de servicios educativos de la región Acapulco-Coyuca de Benítez a Bertoldo Martínez Cruz, dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (Fodeg), quien falleció la madrugada del viernesFoto Héctor Briseño
Héctor Briseño
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 7 de mayo de 2016, p. 24
Acapulco, Gro.
El dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (Fodeg), Bertoldo Martínez Cruz, falleció la madrugada del viernes por una enfermedad crónico degenerativa que padecía desde hace varios años, informó el vocero de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), Walter Añorve Rodríguez.
A partir de las 9 de la mañana en el ex Instituto de Educación Básica y Normal (Ineban) amigos y conocidos rindieron un homenaje de cuerpo presente al dirigente del Fodeg, quien exigía la liberación de 51 presos políticos encerrados actualmente en diversos centros penitenciarios.
Martínez Cruz murió a los 60 años. Acompañó a la Ceteg y al Movimiento Popular Guerrerense en su lucha contra las reformas impulsadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto y en la exigencia para que las autoridades mantengan la búsqueda de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014.
De todos modos algún día habremos de morir, solía decir el líder social, quien fue compañero de Joaquín El Chapo Guzmán en el penal federal de Puente Grande, Jalisco, entre 1996 y 1999, y quien recientemente abrió una cuenta en Whatsapp para tener contacto con sus amigos. “A mí me aconsejaron: ‘nunca te pelees con la prensa’”, decía.
Sin embargo, Martínez recalcó que cuando se trataba de tomar las calles había que hacerlo por una causa justa. El pleito en Guerrero no es por la droga, es por las minas, sostenía Bertoldo Martínez, quien encabezó en este puerto la toma del palacio municipal durante un año, donde encabezó el concejo popular en el contexto de la lucha para encontrar con vida a los 43 normalistas de Ayotzinapa.
Durante la ceremonia, representantes de organizaciones sociales despidieron a Bertoldo Martínez, quien con Benigno Guzmán –fallecido hace unos meses– encabezó la oposición al ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer tras la matanza de Aguas Blancas el 28 de junio de 1995, por lo cual fue acusado de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario y fue preso político entre 1996 y 1999.
La figura de Martínez Cruz, médico de profesión, comenzó a tomar forma a finales de los 80, cuando fue reprimido por oponerse al fraude electoral y al ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu, a raíz de lo cual formó el Movimiento 6 de Marzo.
En su despedida en Acapulco, antes de que su cuerpo fuera trasladado a la ciudad de Chilpancingo, don Bertoldo fue despedido con aplausos y unas 300 personas entonaron el himno Venceremos con el puño izquierdo en lo alto.



ANTECEDENTES
El C. Bertoldo Martínez Cruz es activista político y luchador social desde 1973 y dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero desde el 2000.
Fue Preso político y sobreviviente de tortura en el periodo del 3 de febrero de 1997 al 6 de abril del 2000, a causa de la lucha contra la impunidad del caso Aguas Blancas y otros.
El 14 de agosto de 2001 fue desalojado y encarcelado junto con más de 30 personas de Av. Cuauhtémoc s/n, frente al Ayuntamiento Municipal de Acapulco, por órdenes del entonces presidente municipal C.P. Carlos Zeferino Torreblanca Galindo, y después gobernador del Estado de Guerrero.
En 2002, el Dr. Bertoldo Martínez y otros interpusieron una queja ante la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del estado de Guerrero que a su vez después emitió la recomendación 049 RECOM. 049/2002 CODDEHUM-CRA/204/2001-II
El 25 de mayo de 2005, la camioneta en que viajaba el C. Bertoldo Martínez Cruz fue empujada varios metros del lugar donde se encontraba estacionada cerca del Deportivo Vicente Suárez, ubicado en la Av. Constituyentes de la Col. Vista Alegre, en la ciudad de Acapulco, Gro. El vehículo registra daños en la defensa, la tapa trasera y el vidrio trasero (medallón) roto.
El 29 de Noviembre de 2008 a las 11:40 horas cuando salía de su domicilio ubicado en Av. Luis Echeverría Álvarez no. 62, Col. Alianza Popular, de la ciudad de Acapulco, Guerrero, se encontraban 3 policías ministeriales con armas de fuego a la vista, parados junto a una camioneta blanca.
El jueves 8 de enero de 2009 después de una reunión donde se habló contra la militarización en el estado, al salir del restaurante Tok’s de la avenida Cuauhtémoc en Acapulco, en compañía de otra persona, se les acercó una camioneta, la cual se les emparejó y luego los rebasó y se adelantó para detenerse frente al monumento de las víctimas del huracán Paulina, sobre el río del Camarón y que los siguió hasta la agencia Nissan ubicada en el fraccionamiento Marroquín.
El domingo 29 de agosto del 2010, entre las 3 y 6 de la mañana, se realizó un acto de hostigamiento e intimidación contra la familia integrada por el doctor Bertoldo Martínez Cruz  y la maestra Florentina Rosario Morales al ser baleado su automóvil que estaba estacionado frente a su domicilio en Calle Obregón 26 esquina con Jaime Nunó, en el Centro de Cruz Grande, cabecera municipal de Florencio Villarreal, en la región de la Costa Chica del estado de Guerrero.
Fueron disparados contra dicho vehículo -un Volkswagen Pointer Modelo 2003, color gris placas HEW5485- dos balazos calibre .38” especial, impactando en el cristal chico de atrás, del lado izquierdo.
El lunes 21 de junio de 2010 a la 01:00 am el CCTI Guerrero recibió información de que el Dr. Bertoldo Martínez Cruz había sido detenido en la ciudad de Iguala, cuando regresaba de la ciudad de México con rumbo al puerto de Acapulco. Los hechos ocurrieron en los límites de la ciudad de Iguala sobre la carretera federal, en un retén de la policía ministerial y policía preventiva. Los ministeriales señalaron que había una orden de aprehensión del año 2001 en contra de Bertoldo Martínez por el delito de robo, en agravio del Ayuntamiento de Ayutla, a lo cual él respondió que ese asunto ya se había resuelto. El Dr. Bertoldo viajaba en compañía de otras 3 personas y solo él fue detenido. Se le trasladó a la comandancia de la policía ministerial en Iguala, y aproximadamente a las 08:50 el Dr. Bertoldo fue trasladado a Chilpancingo  las instalaciones de la PGJ del estado. Fue liberado hacia las 11 de la mañana

Categoría: El Zenzontle
Visto: 1841